Gobierno Nacional

Comunidad Mbyá de Tekoporã & Chipería María Ana una fusión que atrae a viajeros

Publicado el: Lunes, FEBRERO 6, 2017

La  Feria permanente de los participantes de Tekoporã  en el local de la Chipería María Ana han mimetizado su presencia con la esencia del lugar, convirtiéndose en un gran atractivo turístico para los visitantes, indudablemente el arte y la artesanía de los participantes ha puesto un plus a la gastronomía tradicional de nuestro país que goza de la aceptación popular representando un punto de referencia estratégico para compatriotas y extranjeros que paran a deleitarse con las riquísimas chipas.  

Con un gran stock de productos agropecuarios y artesanías este último fin de semana los participantes de Tekoporã arrasaron con las ventas donde exhibieron para el público y la prensa, toda variedad de artículos y mercaderías un total de 10 comunidades indígenas. La movilización para este emprendimiento fue posible mediante el apoyo del municipio de Nueva Toledo y Guías Familiares de la Secretaría de Acción Social, quienes realizan un acompañamiento permanente a fin de ultimar detalles que hacen al traslado de los participantes hasta el local comercial.

La encargada y coordinadora de asuntos indígenas de la SAS, Soraida Recalde, manifestó que los participantes se encuentran   entusiasmados no solo por superar el volumen de venta estimado cada fin de semana, sino por la gran aceptación de sus productos.

Por su parte la Jarý Sara Benítez, describió lo que significa que se pueda visibilizar el trabajo que realizan las comunidades indígenas, “Para ellos es muy importante que se pueda apreciar su trabajo”, el trabajo los dignifica y este tipo de emprendimientos los motiva sobre todo en sus valores, cada artículo, cada producto es parte de lo que son ellos, es su cultura, su historia, una forma de reivindicar su patrimonio cultural”.

La puesta en marcha de esta Alianza Público Privada, APP, que favorece a los participantes del Programa Tekoporã de comunidades indígenas de Caaguazú, arrancó en enero y proseguirá todos los fines de semana, con proyección de aumentar su stock de merdaderias en semana santa, donde las comunidades participantes del Programa Tekopora redoblarán esfuerzos en producción para satisfacer la demanda de los visitantes en estas fechas.

Estos últimos se destacan por su tamaño y belleza, cabe resaltar que todos los productos agrícolas son orgánicos y están libre de cualquier tratamiento que pueda alterar su naturaleza. El cuidado del ambiente y el respeto a su producción se traduce en la belleza de los alimentos cultivados en las huertas de las comunidades. 

 
María Ana, “estoy feliz de trabajar con ellos”
  
Así se expresó doña María Ana, propietaria del emblemático lugar que lleva su nombre, al referirse a la alianza pública privada, que permite llevar adelante la iniciativa. La empresaria dijo estar sumamente feliz de poder trabajar con las comunidades indígenas del Programa Tekoporã de la SAS, “estuve en contacto con la comunidad, fui a visitar el lugar donde trabajan, sus productos son dignos de ser apoyados”, manifestó con una amplia sonrisa.

Doña María Ana, manifestó que los productos de las comunidades tienen gran aceptación de la gente, no solo por el precio, sino por la calidad de los mismos ya que son productos agropecuarios saludables. El cultivo y el tratamiento orgánico que dan a sus cultivos están reflejados en sus productos, nos dice la empresaria quien además utiliza la cestería de la comunidad para ofertar sus riquísimas chipas.

“Es una ayuda que permite que también sean más las personas que se suman al trabajo”, enfatizó la empresaria, dando el ejemplo de las muchas familias que son beneficiadas en la cadena laboral que se moviliza a través de su empresa, dando empleo a quienes forman parte de un gran emprendimiento gastronómico que lleva 27 años en el mercado nacional.