Gobierno Nacional

Testimonio de Vida - Tekoporã en Ex - Puentesiño

Publicado el: Martes, FEBRERO 7, 2017

Amelia Fernández Mendoza es participante del Programa Tekoporã, madre de 6 hijos, oriunda de José Félix López- más conocido como Ex – Puentesiño, una localidad convertida en distrito recientemente por un decreto del Poder Ejecutivo. 

Describir la situación geográfica es importante, porque nos ubica en la realidad territorial de cada compatriota que se incorpora a los Programas de Protección Social de la SAS, distritos que se encuentran en muchos casos a grandes distancias de la capital departamental, en el caso de Puentesiño hablamos de una distancia de 200 kilómetros de Concepción.
 
Este hecho se suma lamentablemente a la serie de dificultades que debe enfrentar cada familia para hacer frente a la pobreza y vulnerabilidad. 
 
El caso de Amelia es uno de ellos, por eso las Transferencias Monetarias con Corresponsabilidad, TMC, de Tekoporã, representan para ella una oportunidad de salir adelante, una puerta que se abre a través del compromiso que ella asume con el gobierno nacional para ser titular de derecho del Programa. 
 
El cambio que conlleva ingresar a Tekoporã va mucho más allá que el recibir una suma de dinero, comprender el alcance del compromiso asumido se da obviamente en el transcurso de los meses, como dice Amelia, “es más que tener una oportunidad, para nosotros es mucho más, es tener seguridad”.
 
Esa certeza se traduce en su rostro cuando relata lo que siente ella como participante del Programa, “nosotros no rechazamos nada porque somos pobres y lo que recibimos del programa social es nuestro sustento, nos ayuda bastante, nuestras TMC destinamos a la compra de alimentos, ropas y cuando es necesario si mis hijos se enferman les llevo al centro de salud”, nos dice con la autoridad que goza la persona que siente la garantía de contar con los recursos para sostener a su familia.
 
“Ahora por ejemplo formo parte de una comisión de madres líderes y nos reunimos cada 8 o 15 días, cada mes nos vistan los Guías Familiares”, nos comenta.
 
“Esta ayuda que recibo no quiero perder cobrar las TMC cambió bastante la vida de mi familia porque antes nada podía comprarles, tengo hijos que van a la escuela y colegio, antes no tenían ni ropa para ir a sus clases, iban así nomás con lo que tenían y ahora mediante esto puedo comprarles ropa”, dice Amelia en un testimonio que evidencia una realidad hoy distante para ella, pero que le ha permitido ser consciente del cambio generado en su núcleo familiar tras la decisión de incorporarse al Programa Tekoporã.
 
“Grandemente nos ayuda el Programa Tekoporã, nos dice, soy empleada doméstica nomas mi esposo trabaja por aquí cerca, pero a veces no hay trabajo. Mis hijos están todos conmigo, 2 están en la escuela y 2 ya van al colegio, otros dos hijos ya no están conmigo son independientes, mi mayor sueño es que mis 4 chicos terminen sus estudios, y con el apoyo del gobierno a través de la Secretaría de acción Social, creo que mi sueño se hará realidad, antes no tenía esa seguridad, hoy es distinto”, expresa con una sonrisa en el rostro.
 
La oportunidad trajo consigo también el deseo de superación personal, el de lograr la auto suficiencia y generar por qué no, hasta sus propios ingresos, es así que nos comenta emocionada que está formando parte con otras 10 personas de un grupo de emprendedores que tienen pensado abrir una gallinería, “ese es nuestro proyecto”, enfatiza.
 
Tekoporã ha cambiado la vida de Amelia, las Transferencias Monetarias han pasado la frontera de las necesidades básicas que pudiera tener su familia, ha llegado a su autoestima, a su confianza, a la seguridad de saber hoy que sí sus hijos terminarán el colegio y a la certeza absoluta que puede llegar a ser autosuficiente como para que en un tiempo no muy largo pueda ser una emprendedora que genere ingresos para su familia, sin necesidad ya de tener que recibir un subsidio.
 
 
El objetivo real de los Programas de Protección de la SAS, finalmente es éste, que cada vez sean más las familias que puedan tener una salida de la pobreza y vulnerabilidad.