Gobierno Nacional

Tekoporã amplía servicio de débito para familias de Caaguazú y realiza nuevas inclusiones

Publicado el: Miercoles, MAYO 17, 2017

El ministro de la Secretaría de Acción Social, SAS, Héctor Cárdenas hizo entrega hoy de tarjetas débito Tekoporã-BNF a representantes 115 familias del distrito de José Domingo Ocampos, departamento de Caaguazú, incorporándolas a la nueva modalidad de cobro de las Transferencias Monetarias con Corresponsabilidad. Estas familias se suman así a las nuevas 1.888 familias protegidas actualmente por el Programa Tekoporã. En la oportunidad se hizo entrega también de actas de inclusión para la incorporación de nuevas familias del departamento de Caaguazú, que se sumarán a las 15.557 familias actualmente protegidas por el Programa de Protección Social.

La actividad se desarrolló en el marco de la jornada de Gobierno realizada por el presidente de la República, Horacio Cartes en el departamento de Caaguazú, donde el jefe de Estado inauguró obras de desarrollo y e hizo entrega de aportes del Gobierno Nacional.

Cabe resaltar que el Gobierno Nacional a través del Programa Tekoporã protege en Caaguazú a 15.557 familias en 21 distritos, realizando una inversión bimestral que asciende a G. 6.124.330.000, inyectando aquí y en otros distritos y departamentos del país recursos financieros que movilizan la economía local.

El Programa Social contempla un acompañamiento periódico a las familias incorporadas, promoviendo principalmente áreas vinculadas a la salud y a la educación. Tekoporã protege actualmente a nivel país a 140.414 familias en 245 distritos e invierte más de G. 54.661.050.0000.

Tekoporã está orientado a la protección y promoción de las familias en situación de pobreza y vulnerabilidad. Contempla dos componentes, el primero es el acompañamiento socio familiar y comunitario y el segundo, como incentivo, una transferencia económica para facilitar el ejercicio de sus derechos, principalmente a la salud, educación y alimentación. 

 
El principal objetivo del programa es mejorar la calidad de vida de la población en situación de pobreza y vulnerabilidad, facilitando el ejercicio de los derechos a alimentación, salud, y educación, mediante el aumento del uso de servicios básicos y el fortalecimiento de las redes sociales, con el fin de cortar la transmisión intergeneracional de la pobreza.