Gobierno Nacional

Incursión en Piscicultura un rubro más de Tenonderã

Publicado el: Viernes, JUNIO 30, 2017

La producción de peces representa en la actualidad una interesante alternativa de negocio, sin embargo, quienes deseen incursionar en este rubro precisan de instalaciones adecuadas para iniciar la actividad, como por ejemplo los estanques o piscinas que se utilizarán para el cultivo controlado de peces. Angelina Villarreal, participante del Programa Tenonderã, consciente de esa necesidad hace algún tiempo proyectaba el negocio solo en su imaginación, hoy puede contarlo como una realidad que permite seguir dando forma a un negocio familiar largamente acariciado.

Angelina es oriunda del distrito de Yhú, departamento de Caaguazú, donde vive con su esposo y sus cuatro hijos. Cuentan con un predio apropiado para el negocio familiar que siempre desearon montar, la dificultad con la que siempre tropezaban era la falta de recursos. Cuando ingresaron al Programa Tenonderã, vieron la oportunidad de poder dar el paso inicial para el comienzo del proyecto instalado en su propia vivienda donde planificaron la construcción de los estanques en el que cultivarían los peces. Los pasos que precedieron a la construcción de esta infraestructura fueron fundamentales, ya que mediante el Gestor de negocios del Programa se procedió a constatar el perfil del emprendimiento para garantizar el éxito del mismo.

Se realizaron las capacitaciones para planificar financieramente el proyecto y establecer estimaciones en cuanto a la rentabilidad a corto y mediano plazo. Cumplidos estos requisitos Angelina y su marido pudieron acceder al capital semilla de Tenonderã, en concepto de un crédito no reembolsable para dar comienzo a su negocio.

El capital de inversión fue destinado a la construcción de dos estanques o piscinas con una capacidad para 500 peces cada una, hace aproximadamente 2 meses en cada estanque se cargaron un total de 400 larvas que se encuentran hoy en pleno periodo de crecimiento, prestando todos los cuidados necesarios para la obtención de una excelente producción.  El éxito de este tipo de emprendimiento, depende de varias aristas, desde el recinto de agua donde serán cultivados que debe ser según los expertos poco profundo, del clima y los cuidados diarios, todo esto facilitará el manejo de peces.

Cabe resaltar que el cultivo de peces y otros organismos vivos acuáticos requieren de ambientes de fácil manejo que se puedan sacar o llenar con rapidez y con posibilidad de modificar sus condiciones físicas y químicas, estos ambientes son los estanques, que deben tener las condiciones apropiadas para este objetivo. La familia de Angelina se encarga diariamente de estos cuidados, ya que dependerá de ello la futura comercialización de su producto. En cuanto al mercado los participantes de Tenonderã manifestaron que existe ya gran demanda del pescado en la misma comunidad, así como en zonas aledañas. En este emprendimiento está involucrada toda la familia, asignándose diariamente tareas específicas para el cuidado y crecimiento de los peces. Se estima que en 4 meses los emprendedores estaría iniciando la comercialización del primer volumen de producción.

Tenonderã, es un Programa de Apoyo a la Promoción e Inclusión Socioeconómica, que plantea una estrategia para el aumento de activos productivos que contribuyan a la promoción social de familias en situación de pobreza y vulnerabilidad y al egreso sostenible de las familias participantes del Programa Tekoporã.

El objetivo del Programa Social de la SAS es lograr que las familias en situación de pobreza se estabilicen económicamente y puedan por sí mismos generar ingresos sostenibles, mediante el apoyo en temas relacionados a la formación empresarial , desarrollo humano y asistencia financiera entregado a las familias para la adquisición de activos necesarios para iniciar su actividad productiva, los participantes cuentan además con asistencia técnica regular a cargo de los Gestores Empresariales vinculados al Programa.